We are currently rebuilding our website.

March 16 - April 24, 1998
Palais des Nations, Geneva

Franciscans International desea llamar la atención, en el contexto del Decenio Internacional para las Poblaciones Indígenas, sobre la necesidad de impulsar aún más el trabajo que se realiza en el mundo sobre los derechos de los Pueblos Indios.

Muchos Estados no reconocen en sus legislaciones internas los derechos de los Pueblos Indios a pesar de que ante la comunidad internacional aparecen como signatarios de Declaraciones y Convenciones sobre el tema. Con frecuencia el irrespeto de muchos Estados a los sistemas, costumbres y tradiciones de los pueblos indios para gobernarse genera todavía hoy, a finales de milenio, grandes conflictos y debates, y por que no decirlo guerras; como en el caso de México.

La situación de Chiapas, donde yo trabajo desde hace ocho años con las y los indios mayas, puede ser un ejemplo: pues los derechos de los Pueblos Indios no son cabalmente respetados y los Acuerdos que firma el gobierno con los indígenas no son cumplidos, como los Acuerdos de Paz de San Andrés, firmados (16.02.1996) por el gobierno federal y estatal con representantes indígenas del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional), donde se explicítan para todo el país derechos contenidos en Declaraciones y Convenciones Internacionales.

En muchos lugares los Pueblos Indios han mantenido por siglos sus propias maneras de gobierno, sus propios territorios, sus propias leyes y sistemas de justicia, respetando con gran sensibilidad la vida y dignidad de la persona humana y su entorno. Existe para Franciscans International, quienes trabajan en colaboración con los Dominicos, una gran preocupación de que estos valores sigan respetándose en todo el mundo. Particularmente la preocupación proviene de regiones donde los sistemas económicos se anteponen a estos valores, en orden a una ilegítima expresión del desarrollo y del progreso. Frecuentemente se constata que con gran facilidad se modifican leyes constitucionales básicas de los Estados a fin de garantizar este presunto progreso, con los capitales que lo sostienen, que arrasa con territorios indios, sistemas de producción comunal y no tiene en cuenta ni la voluntad de los indios ni su dignidad.

De igual forma los sistemas de justicia propios de los Pueblos Indios son infravalorados o bien ignorados por los sistemas jurídicos de los Estados. Así, la ley de los Estados se aplica sin considerar siquiera el idioma de aquellos que viven bajo ésta. Las consecuencias se manifiestan con toda transparencia en el abuso sistemático de autoridad, la indefensión de los presuntos infractores o bien la impunidad. Por ello el reconocimiento de los derechos de jurisdicción de los pueblos indios garantiza el pleno acceso a la justicia como lo establece claramente la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Por su parte, la falta de acceso a los medios de comunicación de los Pueblos Indios dificulta, y en ocasiones impide, el libre intercambio de ideas, experiencias y perspectivas de futuro creando grandes dependencias con quienes sí lo tienen. La mediatización de dichos espacios de comunicación por parte de algunos gobiernos facilita el manejo de la opinión de algunos grupos indígenas y crea con frecuencia dificultades al interior de los propios Pueblos Indios. Tal es el caso en amplias regiones en Chiapas, donde los medios de comunicación están prácticamente en manos del gobierno, específicamente la radio y crean condiciones poco propicias para una vida pacífica.

Las ocupaciones militares destruyen la vida de los Pueblos Indios, al ser invadidas sus tierras, lugares sagrados y comunidades. Es importante que se acaten los acuerdos internacionales para el respeto de dichos espacios, particularmente los considerados por los Pueblos Indios como Sagrados.

Sr. Presidente,

Vemos con tristeza que la impunidad es una dolencia muy extendida entre los pueblos Indios, queremos llamar su atención a este respecto. Por ejemplo en México, donde fueron masacrados cruelmente el 22 de diciembre de 1997, 45 indios tzotziles, la mayor parte de ellos mujeres y niños, se cometen a diario crímenes en contra de líderes indígenas y de la población en general que permanecen en la total impunidad, como es ampliamente documentado por múltiples ONGs, como el Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas”. A esto se agrega que más de 16,000 indígenas viven desplazados víctimas del terror que ha generado la presencia de grupos paramilitares.

La impunidad es violencia que se extiende a veces, como estrategia de exterminio en contra de los Pueblos Indios. Muerte que no sólo se refiere a la orgánica, sino aquella que tiene que ver con la profunda dignidad de la persona.

Por lo anterior, Sr. Presidente, Franciscans International en colaboración con los dominicos solicita que esta Comisión apoye el establecimiento del Foro Permanente de los pueblos indígenas, al más alto nivel de las Naciones Unidas, a fin que ellos participen plenamente en el seno del sistema


Muchas gracias señor presidente.

Oral, Written or Summary: 
Meeting: 

co98

UN Commission on Human Right: Fifty-fourth Session
Meeting Year: 
1998
Meeting Name: 
UN Commission on Human Right: Fifty-fourth Session