Perdona nuestro desorden. Actualmente estamos reconstruyendo nuestro sitio web.

La Asociación Dominicos por la justicia y la paz (Orden de Predicadores) fue creada en 1998 por la Comisión Internacional de Justicia y Paz de la Orden de Predicadores, con el respaldo del Consejo General de la Orden de Predicadores, para ser la presencia permanente de la Orden ante las Naciones Unidas. Dominicos por la justicia y la paz es una organización no gubernamental sin fines de lucro dedicada a la promoción de la justicia y la paz en el mundo y a la promoción y protección de los derechos humanos de todos los seres humanos, lo cual es un elemento integral de la misión de la Orden de predicar la verdad

Nuestra historia

Desde que se fundó la Orden en 1216, la promoción de la justicia, la paz y los derechos humanos siempre ha tenido un papel destacado en sus actividades. Cabe destacar que en el siglo XVI, Fray Bartolomé de las Casas y Fray Antonio de Montesinos defendieron los derechos de los pueblos indígenas en América Latina. Con base en ésa experiencia, Fray Francisco de Vitoria y la Escuela de Salamanca en España establecieron los fundamentos teóricos de la Ley de las Naciones, que es la base del derecho internacional moderno. Por lo tanto, la presencia de Dominicos por la justicia y la paz en las Naciones Unidas se entiende a la luz de una continuidad con la tradición de la Orden.

Nuestros objetivos

Dominicos por la justicia y la paz desea contribuir a la promoción continuada de la justicia social y a la lucha contra las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo. La presencia de Dominicos por la justicia y la paz en las Naciones Unidas tiene como objetivo el mantener una comunicación constante y abierta con los miembros de la familia Dominica en el mundo, alentándolos y aumentando su capacidad para abogar por la promoción y protección de los derechos humanos a nivel internacional.

 

Imagen arriba: Convento de los Dominicos en Salamanca, España ©
Imagen a la izquierda: Fray Mike Deeb hablando en el Congreso de los Dominicos sobre la justicia y la paz ©