La Delegación elige países en los que enfocarse de cara a ayudar a los dominicos a nivel local y a sus socios a abordar cuestiones clave en los ámbitos de la justicia y la paz. Busca promover iniciativas y crear capacidades que profundicen su participación y permitan que su acción tenga impactos mayores y más concretos a largo plazo. Con el fin de lograr resultados concretos, la acción de la Delegación se ajusta al contexto local y a las propias prioridades de los dominicos.

Los principales objetivos del trabajo de la Delegación en los países prioritarios son garantizar que:

  • existe una participación fuerte, coordinada y articulada de los dominicos y sus socios sobre el terreno en cuestiones de justicia y paz
  • las preocupaciones locales son escuchadas y se tienen en cuenta en la ONU
  • los implicados son reconocidos a nivel local e internacional como actores clave en la promoción y protección de los derechos humanos

Una vez alcanzados estos objetivos, el país se convierte en un país de seguimiento. En este caso, el trabajo de la Delegación se centra en ayudar a los dominicos sobre el terreno en la continuidad de sus actividades de promoción internacional.

  • Los países en los que se enfoca actualmente son:
    • República Democrática del Congo - haga click aquí para ver los proyectos en curso
    • Costa de Marfil - haga click aquí para ver los proyectos en curso
    • Filipinas - haga click aquí para ver los proyectos en curso
    • Islas Salomón y Papúa Nueva Guinea
    • Guatemala

 

  • Los países de seguimiento son:
    • República Dominicana
    • México 

 

La Delegación también interviene en casos de actuación urgente, cuando las poblaciones se enfrentan a crisis humanitarias y de derechos humanos que necesitan una respuesta rápida de la comunidad internacional. Cuando surge una situación de emergencia que requiere atención internacional, la Delegación se esfuerza por dar la visibilidad necesaria. De este modo, espera proporcionar a la comunidad internacional información fiable procedente del terreno, reforzar la labor de los líderes locales creíbles para abordar las causas profundas de la crisis y promover los esfuerzos de consolidación de la paz. Con este tipo de respuesta, la Delegación ofrece un canal de comunicación entre los que trabajan sobre el terreno y los actores de la comunidad internacional y garantiza que se compartan las posibles estrategias para contribuir a las soluciones.

Imagen superior: Comunidad en Guatemala©
Imagen a la izquierda: Países de  enfoque actual para UNOP
©