Nuestra delegación, Dominicans for Justice and Peace (Dominicos por la Justicia y la Paz), ha identificado dos dimensiones prioritarias en las que trabajamos simultáneamente, ya que están profundamente interconectadas en la lucha y defensa de los Derechos Humanos y la dignidad de cada ser humano.

     Por una parte, trabajamos por Prioridades Temáticas, ya que hay varias cuestiones que afectan transversalmente a más de un país en nuestro mundo global. Podríamos identificar innumerables prioridades temáticas. Actualmente, el trabajo de la delegación se centra en dos de ellas:

  1. Justicia medioambiental

El cambio climático y la degradación del medio ambiente ponen en peligro a millones de personas y obstaculizan la realización de su derechos a la vida. La Delegación articula su defensa internacional a través de actividades en la ONU en Ginebra, en el PNUMA en Nairobi y en la Conferencia anual de la ONU sobre el Cambio Climático (COP).

  1. Empresas y Derechos Humanos

Sin duda, las empresas colaboran en el bienestar de los países y las regiones, crean empleo y aportan desarrollo a cada zona. Pero a veces esto se consigue a un precio muy alto: mediante la violación sistemática de los derechos humanos y la dignidad de las personas. Es en este campo donde nuestra Delegación centra su defensa.

 

     Por otra, trabajamos según un Enfoque por País, centrando nuestro trabajo en la formación de equipos locales y en la defensa de situaciones concretas de violación de los Derechos Humanos y de la dignidad de hombres, mujeres y niños. La delegación trabaja con 4 o 5 países de enfoque actual durante un periodo de dos años. Una vez transcurrido este tiempo, los países pasan a ser de seguimiento, y el trabajo y en general la defensa de los derechos humanos es dirigida por los equipos locales, quienes reciben apoyo de la Delegación.

Actualmente, nos enfocamos en los siguientes países:

  • República Democrática del Congo
  • Costa de Marfil
  • Filipinas
  • Islas Salomón y Papúa Nueva Guinea